ONU – DDHH la gran falacia

ONU-no-a-la-LSI

Todos los gobiernos occidentales del mundo (salvo los musulmanes que tienen sus particularidades), así como partidos, diversas organizaciones, etc., llevan como bandera “La carta de los derechos humanos”. Se llegó a un consenso en 1966 y la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó el mismo año el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Dado el carácter inédito de esta tarea, la Asamblea General decidió redactar dos pactos correspondientes a dos tipos de derechos enunciados en la Declaración Universal: los derechos civiles y políticos y los derechos económicos, sociales y culturales.

Pese a la constante lucha por la paz y la justicia, aún existen países con gobiernos represivos que violan los Derechos Humanos. Conoce estos países donde la represión está a la orden del día.

HRC_Spanish_Final

EE.UU. se encuentra entre los países occidentales que más incumple los DD.HH. tanto fue criticado que termino por abandonar el Consejo de Derechos Humanos de la ONU por según Trump… “hipócritas”.

Rusia según AI también sale mal parado en sus continuas violaciones sobre los DD.HH. China tampoco se libra según AI.

Al menos 14 países cumplen los derechos fundamentales aunque el riesgo de vulnerar dichos derechos son muy bajos. Canadá, Islandia, Noruega, Finlandia, Suecia, Reino Unido, Estonia, Portugal, Francia, Bélgica, Alemania, Dinamarca, Suiza, Austria y Eslovenia son los países que están en el límite de no respetar los derechos humanos. Cabe destacar que España es uno de los países que también vulnera los DDHH.

África es uno de los continentes donde menos se respetan los derechos humanos y más se vulneran los de las mujeres.

En el continente negro, los conflictos bélicos, la omnipresente pobreza y los abusos de las fuerzas de seguridad y grupos armados dificultan gravemente la vida cotidiana de millones de personas.

En el caso de los países del norte de África y de Oriente Medio, la imagen que pinta AI es relativamente optimista, puesto que, en su opinión, si bien quedan “desafíos por delante” en materia de libertad de expresión, se derrocó lo que denomina “dictadores”. Si es por eso que pasen.

En el mismo plano, AI denunció la crisis humanitaria que provocó más de 200.000 refugiados entre Sudán y Sudán del Sur y la violencia desatada contra los civiles por la secta salafista Boko Haram en Nigeria y las fuerzas de seguridad que la reprimieron incluso desde el aire.

Las mujeres y las niñas africanas siguieron estando especialmente expuestas a la discriminación y la violencia de género, mientras la violencia intrafamiliar era generalizada, al igual que la violencia promovida por el Estado y relacionada con los conflictos.

AI señaló específicamente casos de violencia sexual contra las mujeres, tanto tradicional o por conflictos bélicos, en Mali, Chad, Sudán o la República Democrática del Congo.

Cuba, Honduras y Venezuela, los peores de América, AI acusó a Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua como países donde se violan derechos humanos de niños, mujeres, indígenas, activistas humanitarios o ecologistas. “En Guatemala los abusos alcanzaron niveles no vistos en muchos años”, afirma la organización.

3001_20131210AGBRDV

Según AI El mundo está sufriendo las terribles consecuencias de la retórica del odio, que amenaza con normalizar la discriminación en gran escala de los grupos marginados, advierte Amnistía Internacional al presentar su valoración anual de la situación de los derechos humanos.

Sin duda los DD.HH., no se respetan en el mundo pero hasta que punto debemos creer los informes de AI. Por qué altos cargos de Amnistía Internacional son miembros o ex-trabajadores del Departamento de Estado de EE.UU., de la CIA, millonarios o sionistas y pro-sionistas, como por ejemplo Henry Solomon Benenson, Irene Khan, Zbigniew Zbigniew Brzezinsk (el que dijo yo cree el terrorismo y no me arrepiento de ello) o Heather Odom, que son los mismos que controlan ONG como Greenpeace, WWF o Sierra Club Human Rights Watch, Amigos de la Tierra y Ecologistas en Acción. (Otro)

“Librar una guerra no es excusa para ignorar los derechos humanos”, señaló Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch. “En 2003, hemos visto a demasiados gobiernos invocar las demandas de la guerra para excusar sus propias fechorías”.

Un informe de 407 páginas, Informe Mundial 2004: Los derechos humanos y los conflictos armados, incluye 15 ensayos sobre una variedad de temas relacionados con la guerra y los derechos humanos, desde África a Afganistán, desde el tema de la violencia sexual como método de guerra a las nuevas tendencias en la justicia internacional de posguerra.

En el ensayo que abre el libro, Roth señala que el derrocamiento de Saddam Hussein puso fin a uno de los gobiernos más abusivos del mundo. Pero la intervención militar en el territorio de un estado soberano, sin su permiso, es inherentemente peligrosa y debe realizarse por razones humanitarias en los casos más extremos.

Roth argumenta que, para calificar una intervención de “humanitaria”, el motivo de ésta debe ser principalmente humanitario, la amenaza de una matanza debe ser inminente y la escala de los asesinatos masiva, y deben haberse agotado el resto de las opciones para prevenir la masacre.

Por ejemplo; “El gobierno de Bush no pudo justificar la guerra en Irak como una intervención humanitaria, (sencillamente no hay guerras humanitarias) ni tampoco Tony Blair”. Se deben castigar ciertamente las atrocidades cometidas por Saddam Hussein, y las peores de ellas, como el genocidio contra los kurdos en 1988, habrían justificado una intervención humanitaria en ese momento. Pero dichas intervenciones deben reservarse para detener una matanza inminente o en curso y nada más según la propia carta.  Se puede consultar en cambio información actualizada sobre estos países en www.hrw.org.

La Carta de Naciones Unidas es extremadamente clara con relación a la única excepción a la prohibición del uso de la fuerza consagrada como tal desde 1945: la legítima defensa (las operaciones militares realizadas con la aprobación del Consejo de Seguridad bajo el Capítulo VII de la Carta) Y en ese caso ampara al Estado agredido y no al agresor. ¿En este aspecto tiene sentido el derecho de veto qué tienen estos países? EE.UU (se salió), Rusia, China, Alemania y Francia.

foto-veto

El mercado de las armas es un asunto que sigue moviendo cifras astronómicas, según el SIPRI (Stockholm International Peace Institute) la cifra de gasto militar mundial llegó en 2013 hasta los 1,75 billones de dólares en este año

Tanto la guerra como los derechos humanos son dos conceptos antitéticos pero que, por desgracia, la Humanidad se ha visto en la necesidad de unir o de la mejor manera integrarlos al haber sido incapaz de desterrar el primer concepto, de encontrar una vacuna definitiva. Así, la consecución de la derrota del enemigo por todos los medios posibles es lo único que cuenta.

Una guerra, en suma, es destructiva, tiene un único fin, la victoria, sin pensar demasiado en el coste humano que ello trae consigo porque, de hacerlo, nadie iniciaría una guerra, que sería algo fantástico pero es, por el momento, la mayor utopía conocida de la humanidad.  Ahora bien, en el marco de lo que son estos enfrentamientos ya no hace falta mirar al pasado, creer que los hombres del medievo era crueles o que los bárbaros tenían, en esos mitos del imaginario, una terrible sed de sangre, o como los romanos, solo hay que mirar al presente, observar el modo en el que las guerras se han ido recrudeciendo de una forma inimaginable. Nunca antes la capacidad destructiva ha llegado a un límite tan insospechado.

Los códigos de conducta, las convenciones, los derechos humanos universales son papel mojado en el momento en el que se oyen los primeros disparos. Sociedades civilizadas o incivilizadas, lo mismo da, no han tenido ningún empacho en bombardear ciudades, en torturar, violentar o asesinar civiles, en nombre de la verdad y la justicia.

De todos los tratados de todo tipo que firman los gobiernos ¿Cuántos se cumplen?

 

 

Licencia de Creative Commons
Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-No Comercial-Se puede copiar o divulgar citando la fuente 4.0 Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s