¿Es George Soros un genocida?

maxresdefaultLos crímenes que puede conocer la Corte Penal Internacional se encuentran limitados a los señalados en el artículo 5 del Estatuto de Roma, que son:

El genocidio (art. 6).

Los crímenes de lesa humanidad (art. 7).

Los crímenes de guerra (art. 8).

El Crimen de agresión (art. 8 bis, según Resolución 6 del 11/06/2010 de la Asamblea de Estados Parte del Estatuto de Roma).

Y su art.6 dice; Estos actos comprenden la «matanza y lesión grave a la integridad física o mental de los miembros del grupo, sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial, medidas destinadas a impedir nacimientos en el seno del grupo, traslado por la fuerza de niños del grupo a otro grupo».

El apartheid es una de las violaciones más graves de ese principio y, como el genocidio, constituye un crimen contra la humanidad que perturba gravemente la paz y la seguridad internacionales. Se invita a las organizaciones internacionales, universales y regionales, gubernamentales y no gubernamentales, a que presten su cooperación y ayuda dentro de los límites de sus competencias respectivas y de sus medios, a la aplicación plena y entera de los principios enunciados en la presente Declaración, contribuyendo así a la lucha legítima de todos los seres humanos, nacidos iguales en dignidad y en derechos, contra la tiranía y la opresión del racismo, de la segregación racial, del apartheid y del genocidio, a fin de que todos los pueblos del mundo se libren para siempre de esos azotes.

Adopta diversas formas: conflictos armados dentro de los Estados o entre ellos; actos de violencia perpetrados por los Estados (por ejemplo, genocidio, represión y otras violaciones de los derechos humanos); terrorismo; y crimen organizado. El genocidio, hacemos un llamamiento a los Estados interesados para que honren la memoria de las víctimas de pasadas tragedias, y afirmamos que dondequiera y cuando quiera que hubieran ocurrido deben ser condenados y ha de impedirse que ocurran de nuevo.

El 11 de diciembre de 1946 la Asamblea General de Naciones Unidas adoptó por unanimidad la Resolución 96 en la que se declara: “El genocidio es la negación del derecho a la existencia de grupos humanos enteros, como el homicidio es la negación del derecho a la vida de seres humanos individuales; tal negación del derecho a la existencia conmueve la conciencia humana, causa grandes pérdidas a la humanidad en la forma de contribuciones culturales y de otro tipo representadas por esos grupos humanos y es contraria a la ley moral y al espíritu y los objetivos de las Naciones Unidas…”.

El Genocidio incluye todos los actos que se definen en el artículo 6 del Estatuto de la CPI. El delito se consuma si una persona de cualquier grupo ha sido atacada y la integridad física o la existencia social son violados o amenazados. Aun cuando las definiciones exigen “la conducta contra el grupo”, basta un solo comportamiento contra un solo miembro del grupo para predicar la existencia del genocidio. Esto incluye conductas que causan grave daño al cuerpo o la salud e incluye la mutilación y el uso de la fuerza, golpes con culatas de fusil, etc.

El artículo 6 (b) del Estatuto de la CPI conmina al agresor de haber causado lesiones corporales graves o daños al menos a un miembro del grupo. No es necesario que el daño sea permanente o irreparable.

El Artículo 6 (c) del Estatuto incluye la imposición de condiciones de vida en un grupo que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial. Incluye todas las condiciones que lleven a la muerte, como la falta de alimentos, refugio, medicinas, ropa, etc… El autor debe emplear estas conductas para exterminar el grupo.

El Artículo 6 (d) del Estatuto de la CPI incluye la imposición de medidas destinadas a impedir los nacimientos dentro del grupo. Por ejemplo, forzar el control de la natalidad, la esterilización, la prohibición de matrimonios y la segregación de los sexos.

El Artículo 6 (e) del Estatuto de la CPI contiene disposiciones relativas a los niños, incluyendo el traslado por la fuerza de niños de un grupo a otro. Todos los actos deben ser realizados con la intención de exterminar a ese grupo o provocar la destrucción de la existencia de ese grupo. En general, los niños se adaptan muy rápidamente a las situaciones y cuando un niño es trasladado a otro grupo, adopta la cultura y tradición del otro grupo y su propia cultura e idioma se convierte en extraña.

En lo que a España se refiere El tráfico ilegal o inmigración clandestina de personas aparece tipificada como delito en el artículo 318 bis del Código Penal. Este precepto ha sido objeto de distintas reformas legislativas, siendo la última la llevada a cabo por la Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio, que vino a separar el tratamiento penal unificado de los delitos de trata de seres humanos e inmigración clandestina que contenía el citado artículo 318 bis con anterioridad a esta reforma.

De este modo la Ley Orgánica 5/2010 creó en el Código Penal el Título VII bis, denominado «De la trata de seres humanos» que contiene un solo artículo: el 177 bis.   Este artículo tipifica un delito en el que prevalece la protección de la dignidad y la libertad de los sujetos pasivos que la sufren.   Se debe resaltar que no se trata de un delito que pueda ser cometido exclusivamente contra personas extranjeras, sino que abarca todas las formas de trata de seres humanos, nacionales o trasnacionales, relacionadas o no con la delincuencia organizada.

En cambio, el delito de inmigración clandestina (art. 318 bis CP) siempre tendrá carácter trasnacional, predominando, en este caso, la defensa de los intereses del Estado en el control de los flujos migratorios. Diría que aquí no se ejerce en absoluto esa potestad, si no, todo lo contrario, se favorece.

Para poder valorar la inducción al delito, la jurisprudencia ha venido, con los años y las sentencias, delimitando una serie de requisitos y así deslindar la verdadera inducción de otras muchas conductas, que pueden parecer idénticas pero que en el fondo son distintas y, por tanto, no delictivas.

Para poder valorar la inducción al delito, la jurisprudencia ha venido, con los años y las sentencias, delimitando una serie de requisitos y así deslindar la verdadera inducción de otras muchas conductas, que pueden parecer idénticas pero que en el fondo son distintas y, por tanto, no delictivas. De estos requisitos podemos señalar que ha de ser:

a) Una inducción especial y concreta, destinada a la ejecución de un delito determinado, cualquiera que sea.
b) Una inducción directa, sobre una persona determinada, que es quien el inductor quiere que cometa el delito y que actuará como autor material de los hechos y autor inmediato
c) Una inducción eficaz. Podemos entenderlo en el sentido de que la inducción sea bastante y suficiente como para que la persona que sufre la inducción decida cometer el delito.
d) Una inducción dolosa. El inductor tiene que saber y además querer que el inducido cometa el delito. Tiene que ser consciente de que con su actuar se va a cometer el delito.

Soy un profano de leyes, limitándome a una interpretación literal de lo que leo, claro las leyes no son una ciencia exacta, no obstante a tenor de lo leído, tal vez George Soros al menos entraría en el concepto de inductor a cometer un delito de genocidio.

Personalmente Soros, es evidente que ha cometido dicho presunto delito, pero hoy nadie puede dudar él no solo está detrás, si no, que los financia estos movimientos, a través de sus distintas organizaciones vinculadas a la Open Society, están detrás de la masiva inmigración no solamente de Oriente Medio, sino también de Europa y Sur América en donde miles de personas han fallecido por mar y tierra conducidas por las mafias de la inmigración y además se han enriquecido, lo que también ha favorecido la trata de personas y explotación sexual.

El mismo día de las elecciones en los EE.UU., transcendió la noticia de que distintas asociaciones ONGs vinculadas a Soros, están detrás de la llegada masiva de inmigrantes a los EE.UU., soros.dcleaks.

Iré más lejos aún. El Artículo 6 (d) del Estatuto de la CPI incluye la imposición de medidas destinadas a impedir los nacimientos dentro del grupo. Por ejemplo, forzar el control de la natalidad, la esterilización, la prohibición de matrimonios y la segregación de los sexos. ¿A caso sus diversas asociaciones, no están favoreciendo el aborto?, las diversas tendencias sexuales, etc.

El Artículo 6 (e) del Estatuto de la CPI contiene disposiciones relativas a los niños, incluyendo el traslado por la fuerza de niños de un grupo a otro. ¿A caso no hay niños trasladados solos a la fuerza?.

El parlamento de Hungría aprobó este miércoles un paquete de medidas legislativas (llamadas “Stop Soros”). En el que se prevén sanciones de hasta un año de cárcel para aquellos abogados y ONGS incluido que ayuden a los inmigrantes irregulares

Y que hacen los gobiernos al respecto; “Se invita a las organizaciones internacionales, universales y regionales, gubernamentales y no gubernamentales, a que presten su cooperación y ayuda dentro de los límites de sus competencias respectivas y de sus medios, a la aplicación plena y entera de los principios enunciados en la presente Declaración”. ¿Son cómplices? ¿O todo este consentimiento forma parte de la estrategia del Nuevo Orden Mundial?

Licencia de Creative Commons
Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-No Comercial-Se puede copiar o divulgar citando la fuente 4.0 Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s