Yemen se muere ante los ojos del mundo

LA-GUERRA

Ya el pasado año, específicamente el 11 de marzo de 2017, la ONU informó que el mundo estaba atravesando “la mayor crisis humanitaria” desde la segunda guerra mundial, porque más de 20 millones de personas se enfrentan en estos momentos a la inanición y al hambre en 4 países: Yemen, Sudán del Sur, Nigeria y Somalia, que de acuerdo a la misma organización, es la mayor recesión humanitaria desde la creación de esa entidad en 1945.

Como lo estamos viendo Yemen es el país que encabeza esa desastrosa lista, esta República que es una de las más antiguas de la civilización del Oriente Próximo, no sólo por poseer una cultura abigarrada y muy ancestral que de ahí le fue dado el nombre de “tierra de fábula”, donde su máximo esplendor fue el reino de Saba capital, Mariaba (Marib), y que de acuerdo a historiadores y geógrafos se refirieron a Yemen en sus textos como Eudaimon Arabia, término más conocido por su traducción latina, “Arabia Feliz”

Los pueblos mediterráneos veían llegar caravanas cargadas de incienso, mirra, casia, cinamomo y láudano; o riquezas como oro, ébano, marfil y seda, por lo que dedujeron que se trataba de una tierra de fábula, la leyenda de Arabia Félix resurgió en el XVII, cuando comerciantes franceses, ingleses y portugueses oyeron hablar de una bebida, el “oro negro”, el café, que se exportaba al mundo entero a través del puerto yemení de Moka.

Sino también por poseer patrimonios históricos, que de acuerdo a la Unesco, los mismos se encuentran en la Lista de “Sitios del Patrimonio Mundial en Peligro”, como la Ciudad Vieja de Saná y la Ciudad Vieja amurallada de Shibam y sus fortificaciones; pues este país continúa siendo invadido por Arabia Saudita y sus aliados como lo son Estados Unidos e Israel, que no sólo están destruyendo museos, sitios históricos y culturales, sino también han asesinado gente inocente como niños, mujeres, ancianos, hombres, gente civil, que continúa sufriendo esta sangrienta invasión, ya que según un informe publicado en agosto de este año, por el diario estadounidense. The Washington Post, la agresión saudí ha dejado al menos 50.000 muertos, y además como consecuencia están llevando a Yemen a la peor crisis de hambre de toda la historia de la humanidad, y ya han alertado que  si el puerto yemení de Al-Hudaydah se cierra o no funciona por los ataques de los aviones de combate de Arabia Saudí, los alimentos de Yemen se acabarán dentro de dos a tres meses. Debemos recordar también al respecto que la ciudad portuaria de Al-Hudaydah es considerada el punto de entrada del 80% de los alimentos, medicinas y asistencia de este país.

ciudad-vieja-de-sana-yemen-620x465

Hudaydah, la principal puerta de entrada de alimentos y ayuda humanitaria para una población al borde de la inanición, ha sido atormentada por las fuerzas gubernamentales respaldadas por una coalición militar encabezada por Arabia Saudita que ha causado un grave daño a los servicios públicos, que se han estirado al límite, interrumpiendo el suministro de agua, obligando a las tiendas a cerrar y limitando los productos básicos. Esto ha complicado prestar asistencia humanitaria y dio lugar al cierre de un centro de alimentación temporal en Zabid.

Al mismo tiempo señalar que recientemente Arabia Saudita ha intensificado el cerco contra este país al confiscar una nave que transportaba combustible a los residentes de Al-Hudayda comprobando así que el bloqueo marítimo impuesto por Arabia Saudí y las demoras están teniendo un fuerte impacto en los suministros humanitarios, puesto que los barcos deben pagar una suma considerable de demora mientras esperan para descargar, lo que, de hecho, dificulta el envío de ayuda humanitaria a Yemen. Y que por cierto Jamal Khasoggi nunca escribió nada sobre ello.

“Arabia Saudí y sus aliados decomisaron un barco que transportaba derivados del petróleo a los residentes de Al-Hudayda e impidieron la entrada de otras tres naves a esta ciudad portuaria. Pese a que estas naves contaban con el permiso de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el régimen de Riad no permitió que amarraran en el puerto de Al-Hudayda”

maxresdefault

Y lo peor de toda esta agresión brutal por parte de Arabia Saudí y sus aliados, contra Yemen, es que ha provocado que más de  5.2 millones de niños corren riesgo de morir por inanición, según The Save The Children.

Un millón más de niños en grave situación de inseguridad alimentaria en Yemen corren el riesgo de caer en la hambruna mientras las familias luchan por hacer frente a los gastos de alimentos básicos y el transporte a las instalaciones sanitarias para recibir tratamiento. Esto eleva el número de niños en Yemen en riesgo de hambruna a 5,2 millones. Más de dos tercios (64,5 por ciento) de la población de Yemen no saben de dónde vendrá su próxima comida. La crisis nutricional en Yemen tiene serias implicaciones. Millones de niños no saben cuándo será su próxima comida o si la habrá.

A eso se suman las enfermedades como el cólera que ya ha dejado 2508 muertos en este país desde el 27 de abril, es decir en solo siete meses, de acuerdo el Ministerio de Salud yemení.

Los niños con desnutrición severa tienen 12 veces más probabilidades de morir a causa de enfermedades prevenibles como la neumonía, el sarampión, el cólera o la difteria. Los niños con retraso en el crecimiento sufren daños físicos y a menudo secuelas cognitivas irreversibles a largo plazo. Es esencial que los niños reciban la comida que necesitan para sobrevivir y prosperar.

Esta invasión inhumana por parte de Arabia Saudita y sus aliados, USA, Inglaterra, Israel, hacia el país más pobre del mundo, está llevando a la muerte a toda una generación de niños, y sino para, a más generaciones que están enfrentando múltiples amenazas, cuyos enemigos ya no sólo son las bombas; sino también el hambre y las enfermedades prevenibles como es el cólera.

Pero no basta con leer informes, ver noticias, escucharlas o contemplar las imágenes escalofriantes de bebés y niños con extrema desnutrición, o ver los muertes galopantes para ser partícipes de la terrible situación que está atravesando la República de Yemen; sino también se debe denunciar la complicidad que están teniendo organizaciones como la ONU; pues no puede parar los ataques de Arabia Saudita y sus aliados y así parar la terrible hambruna a la que han llevado, ya que estamos comprobando que esta institución la cual fue creada después de la segunda guerra mundial, ha reconocido su incapacidad de combatir el hambre de ese país, con esto constatamos que esta organización no fue creada para salvaguardar y proteger los interese de la humanidad; sino que fue creada por los todos poderosos, los amos y señores, las élites que continúan saqueando tierras, devastándolas, empobreciéndolas, asesinando tanta gente inocente, como los niños, víctimas inocentes de su carroña, que los ha llevado a la peor crisis mundial de inanición.

Debemos recordar que ya van más de tres años, específicamente desde marzo de 2015, desde que la coalición contra el movimiento popular yemení Ansarolá, encabezada por Arabia Saudí y con la luz verde de EE.UU., inició la invasión contra Yemen, invasión que, según múltiples informes de las organizaciones internacionales y de los derechos humanos, ha dejado consecuencias humanas terribles como la masacre de decenas de niños inocentes, en el ataque del 9 de agosto, de esta gestión, cuando las fuerzas lideradas por Arabia Saudí bombardearon un autobús en el que viajaba niños yemeníes en Dahyan, provincia de Saada, y al respecto, el Comité Internacional de la Cruz Roja, en un informe, anunció que el número de las víctimas mortales del ataque del invasor saudí contra el autobús fue de 50 personas, la mayoría menores de 15 años, e indicó que otros 77 niños resultaron heridos, la Cruz Roja reclama que los niños no deberían ser castigados por una invasión que iniciaron los adultos y deplora que los civiles se hayan convertido en blanco de los ataques de los militares de la coalición que lidera Riad, debemos aclarar también que esto ocurre mientras que la violación de los derechos de los niños en los conflictos armados se considera un crimen internacional.

1476356254_050558_1476370088_sumario_normal

“Las autoridades locales también especificaron las cifras del ataque aéreo contra el autobús. Señalaron que 50 personas entre ellas, 40 niños perdieron la vida. La mayoría de las víctimas tenía entre 10 y 13 años de edad”.

Estas medidas violentas, esta masacre, este asesinato inhumano contra el pueblo inocente de Yemen, en particular contra los niños, se consideran crímenes de guerra, genocidio en este caso sobre la población más inocente, los niños, y es justamente lo que está haciendo Arabia Saudita y sus aliados; al comprar armas de países occidentales como: España, Estados Unidos o Reino Unido.

La venta de armas desde países occidentales como España, Estados Unidos o Reino Unido a Arabia Saudí tiene su origen en las violaciones de derechos humanos cometidas por el régimen de los Saud tanto en el interior del país como en conflictos como el de Yemen, y que han sido denunciadas por numerosas ONG.

Y no sólo eso, pues los ataques aéreos de la coalición árabe han causado la mayoría de las muertes civiles contabilizadas en tres años de guerra como consecuencia directa de los bombardeos contra áreas residenciales, mercados, funerales, bodas, escuelas, prisiones, barcos civiles e incluso centros médicos, y en ese sentido, Amnistía Internacional ha documentado más de 36 bombardeos que “podrían constituir” violaciones y crímenes en virtud del derecho internacional.

Con todo esto estamos siendo testigos del exterminio, la aniquilación de la población civil por parte de Arabia Saudita y sus aliados, a Yemen, esta República que como dijimos posee la cultura tan antigua y abigarrada, patrimonios históricos que hoy se encuentran en peligro, esta “tierra de fábula”, la “arabia Feliz”, muere ante los ojos del mundo!, y en la medida que no intervengamos en defensa del pueblo yemení, seremos cómplices silenciosos de este exterminio; ya que  además estaremos facilitando el ascenso y el fortalecimiento de una política general que irá destrozando otros pueblos como lo está haciendo; pues los poderosos siempre han controlado el mundo.

Una guerra olvidada de la que occidente no quiere hablar. 01/07/2018 Yemen ; 09/12/2017 Yemen y Sudan

Licencia de Creative Commons
Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-No Comercial-Se puede copiar o divulgar citando la fuente 4.0 Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s