A Trump le crecen los enanos del Deep State

USA

El presidente de EE.UU., encabeza una frenética campaña para desenmascarar al autor del artículo anónimo publicado este miércoles en el diario The New York Times, que una veintena de asesores del mandatario han negado haber escrito.

Uno tras otro, los miembros del gabinete y consejeros de Trump difundieron comunicados en los que negaban haber redactado la tribuna firmada por un “alto funcionario del Gobierno estadounidense” y que describía una campaña de “resistencia” al presidente por parte de varios miembros del Ejecutivo. Trump, que ya ventiló el miércoles su ira por lo que considera una “traición”, guardó hoy silencio sobre el tema, y únicamente emitió un tuit en el que acusó a “la izquierda” y a los medios de comunicación de haberse “vuelto locos”, sin mencionar el artículo.

Creemos que nuestro primer deber es este país, y el Presidente sigue actuando de una manera que es perjudicial para la salud de nuestra República. Por esa razón muchos nombramientos de Trump tienen comprometido a hacer lo que podamos para preservar nuestras instituciones democráticas y frustrar los impulsos más equivocados del Sr. Trump hasta que él este fuera del despacho Oval.

¿Quiénes son estos? El 15 de agosto de 2016 un agente de contrainteligencia del FBI, Peter Strzok, señalaba explícitamente a otro funcionario del FBI, Lisa Page, que habría desarrollado un “plan seguro” para el Deep State (estado profundo) para evitar que Donald Trump asumiera la casa Blanca, ¿Tribunales secretos ya en marcha?. Una de las órdenes ejecutivas que solivianto al Deep state por la que se bloquea la propiedad de las personas involucradas en graves delitos de los derechos humanos abusos o corrupción, además de bloquear los activos financieros de todos los que están vinculados a estos abusos, la orden ejecutiva justifica al sistema de justicia militar contra todas las personas, incluidos los funcionarios públicos de los Estados Unidos, que participan en actos subversivos en un momento de una “emergencia nacional”. Y todo parece indicar que Trump sería más de utilizar la justicia militar para estos y otros casos del Deep State, el sistema de justicia militar también funciona con abogados civiles de Estados Unidos, como por ejemplo, John Huber de Utah, nombrado abogado del estado federal encargado de investigar y enjuiciar casos penales presentadas contra individuos acusados de subversión o vinculadas a la seguridad nacional amenaza por “abusos graves de derechos humanos y la corrupción del mundo”. Aludiendo a acusaciones secretas entre ellos y la construcción de nuevas instalaciones en la prisión militar de Guantánamo para los más peligrosos o recalcitrantes funcionarios.

El 29 de marzo 2018 Huber envió una carta a casa Presidente judicial del Comité Bob Goodlatte (R -VA), casa supervisión Comité Presidente Trey Gowdy (R -SC) y Presidente Comité Judicial del Senado Chuck Grassley (R -IA), informándoles que Huber está llevando a cabo un una investigación criminal sobre todos los asuntos y los republicanos pidieron un Consejo especial investigador. Huber ha estado investigando estos posibles crímenes durante cinco meses, desde el 13 de noviembre de 2017. Huber tiene plena autoridad para llevar ante el gran jurado y presentar cargos penales. Un gran jurado puede constituirse en donde se quiera, lo que significa que podría ser un grupo de ciudadanos de Utah en el corazón del país de Trump, en lugar de la ciénaga de Washington D.C.. Uno de los efectos más significativos de estos juicios penales que se avecinan en tribunales civiles y militares de funcionarios del estado profundo (Deep State) es cómo todo esto afectará en una política de décadas de la supresión de la liberación pública de avanzadas tecnologías asociadas al programa secreto del espacio entre otras inversiones en armamento.

En tanto, The New York Times publica el artículo de opinión que algunos analistas vinculan a los intereses del mega especulador George Soros y de los Clinton firmado por alguien que presuntamente pertenece al primer círculo del presidente Trump, pero que no da su nombre. El artículo se ilustra con una imagen en donde cuatro personas tirando del mapa de EEUU para evitar su caída al vacío.(foto del encabezado)

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, negó este jueves ser el alto funcionario que ha publicado en el New York Times un artículo anónimo muy crítico con el presidente, Donald Trump, y afirmó que el autor del texto debería “renunciar”. En declaraciones a los periodistas desde Orlando (Florida), Pence afirmó más tarde que “cualquiera que sea capaz de escribir un artículo anónimo calumniando a este presidente, que ha proporcionado un liderazgo extraordinario para este país, no debería estar trabajando para este Gobierno”.

El artículo de opinión, publicado este miércoles por un “alto funcionario del Gobierno estadounidense” que solo ha revelado su identidad al equipo editorial del diario, ha generado una enorme polémica en EE.UU. y recrudecido la ira de Trump contra los medios de comunicación.

El texto denuncia la “falta de moralidad” de Trump y sus impulsos “antidemocráticos”, a la vez que habla de un esfuerzo de “resistencia” interna por parte de un grupo de funcionarios. “El NY Times debería estar avergonzado y también debería estarlo la persona que escribió ese artículo falso, absurdo y cobarde. Nuestra oficina está por encima de estos actos de traiciones”, declaro Agen.

El presidente pidió que le imprimieran y trajeran a su despacho cada comunicado de los miembros de su gabinete y su equipo según se iban publicando, informó la cadena televisiva CNN. El primero en llegar fue el del vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, que había encabezado las especulaciones debido a su gusto por la palabra “lodestar” (“estrella polar” o “inspiración”), de uso muy poco común y que aparecía hacia el final de la tribuna. “El vicepresidente pone su nombre en sus artículos de opinión”,

Lo impactante del doble ataque es su concentración con el entierro del Senador John McCain, enemigo mortal de Trump, canonizado en forma desmedida por el ‘Deep State’ de EEUU y con el rebote teatral del caso Skripal en Gran Bretaña que empeora más las relaciones con Rusia.

Es notable la coordinación operativa del The Washington Post propiedad de Jeff Bezos, mandamás de Amazon y The New York Times. Catalogado como el peor jefe del mundo. El primero publica grandes extractos del próximo libro que saldrá el 11 de septiembre, fecha fatídica “per se” del consagrado periodista Bob Woodward: ‘Miedo: Trump en la Casa Blanca’. Woodward detonó el “Watergate” que llevó a la renuncia de Nixon.

Para Woodward impera “un golpe de Estado administrativo” en donde algunos de sus secretarios conspiran contra Trump: extrayendo u ocultando documentos. El explosivo libro “Miedo: Trump en la Casa Blanca” expone revelaciones que ponen en tela de juicio la manera impetuosa de gobernar de Trump. Según los extractos publicados, el presidente de EEUU es catalogado por el general James Mattis, Secretario del Pentágono, como “un alumno de primaria”. Mattis, prosigue, recibió la orden de asesinar con misiles al presidente sirio Bashar Asad, pero se negó. Por su parte, el general John Kelly, jefe de Gabinete, lo tilda de “idiota” y define a la Casa Blanca como un “crazytown”: (una ciudad de locos). ¿No será que este Presidente, les ha salido respondón? Y no se deja manejar como todos los ex presidentes de los EE.UU. y quiere hacer de su capa un sayo.

¿Estará alguna facción del “Deep State” estimulando un golpe militar ante el imperante caos político y la ingobernabilidad a la que propende EEUU?. Ex funcionario de la CIA, Kevin Shipp fue el presentador de uno de los videos más populares en la historia de la TV de conocimiento prohibido. Se une a Greg Hunter aquí para discutir la guerra civil que ocurre dentro del gobierno con una claridad concisa que es muy raro.

El Partido Demócrata y su grupo de choque Antifa, financiado por George Soros, lo que ha profundizado las conjeturas que se trata de una guerra civil dentro de otra guerra civil: la primera guerra civil expone la fractura de los dos partidos y la segunda sucede en el seno del Partido Republicano. Los dos meses que vienen serán terribles de toma y daca.

El caso es que todo indica que Trump no solo está luchando contra la propia administración de los EE.UU., sino que además muchas de estas medidas afectan de plano al Council on Foreign Relations, (CFR)

RELACIONADO:

17/02/2017 ¿Es de fiar Trump? 

26/02/2017 ¿Los Halcones tienen secuestrado a Trump? 

11/04/2017 ¿Trump teme por su vida?

11/08/2017  Trump ¿llega su fin?

04/12/2017 Las “intrigas” de la CIA que no cesan

06/01/2018  Que esta haciendo Donal Trump

Licencia de Creative Commons
Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-No Comercial-Se puede copiar o divulgar citando la fuente 4.0 Internacional.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s