El CFR – NOM contra Trump

TheEconomist2017-003

El 11/08/2017 escribía Trump ¿llega su fin?. y escribí. El establishment político y mediático lleva desde el día uno de las elecciones tratando de echar a Trump de la Casa Blanca no es algo que hayan llevado precisamente con exquisita discreción. Prensa y televisión moldean sus noticias para que todas transmitan un mismo mensaje: Donald Trump no es un presidente legítimo. La búsqueda de alguna base sobre la que se pueda montar una destitución parlamentaria “impeachment” CFR ha sido frenética, pero inútil hasta ahora.

Muchos americanos, partidarios o no de Trump, verán confirmada la visión del 45 presidente en el sentido de que la política del país es un teatrillo controlado por un puñado de agentes, a espaldas del pueblo. Todo lo que ha dicho hasta ahora de la “ciénaga” de Washington, del “establishment” CFR, del Estado profundo, se hará súbitamente verosímil a los ojos de millones de estadunidenses y foráneos.  De las  consecuencias para el mundo, acostumbrado a la gestión americana de los asuntos comunes, merecería otro artículo, si no varios, pero es fácil adivinar que no serían positivas.

Pues bien “los amos del mundo” ya le plantaron cara a Trump, con una amenaza apocalíptica velada vía Tarot, la revista británica “The Economist”, la voz global en materia económica de la Banca Rothschild (una de las dinastías financieras más antiguas y poderosas del planeta y propietaria de la revista), publicó a mediados de noviembre una advertencia codificada a Donald Trump en caso de que no se sometiera al poder financiero internacional.

Steven Mnuchin, su Secretario del Tesoro, viene de trabajar durante 17 años con Goldman Sachs.

Gary Cohn, como jefe del Consejo Económico Nacional viene de ser el gerente operativo de Goldman Sachs, el segundo después del presidente Lloyd Blankfein.

Wilbur Ross, su Secretario de Comercio, viene de ser director de Rothschild Inc. en Nueva York.

Rex Tillerson, su Secretario de Estado además de cultivar una buena relación con Vladimir Putin (lo que podría explicar en buena parte su elección), es también el Director Ejecutivo de Exxon-Mobil la corporación petrolera de la Dinastía Rockefeller para la cual trabaja desde hace 40 años.

En la portada del número especial de The Economist (cuyo editor en jefe, John Micklethwait es un miembro permanente del Club Bilderberg) en 2017, puede verse un mensaje cifrado en código al nuevo presidente de los EEUU a través de una secuencia de cartas de Tarot (la versión Rider Waite de 1909, creada por el masón A.E. Waite) que le adelantan un futuro catastrófico en el caso de no aceptar sus condiciones.

Las imágenes están desplegadas en formato de advertencia catastrofista más que de predicción y como el título de la portada lo indica (“Planeta Trump”)es una advertencia directa a Donald Trump, mostrándole en código la capacidad de daño del que dispone el poder financiero internacional a través de sus distintas herramientas si no se pliega a sus dictados y condiciones.

Así sería que; 1-“La Estrella” muestra a las nuevas generaciones adoctrinadas por el poder financiero en su inmensa red de medios e instituciones, aquellas que tomarán la posta gubernamental y que condicionarán permanentemente las distintas políticas. 2-“La rueda de la fortuna” muestra un posible resultado de las votaciones europeas de Marine Le Pen en Francia (con un sol que sería un elemento auspicioso), Angela Merkel en Alemania (con un rayo lo que sería un elemento negativo) y Geert Wilders en Holanda (en un punto intermedio, pero en ascenso), permaneciendo todos igualmente maniatados por el poder financiero; 3-“El Mago” le advierte a Trump que susTheEconomist2017-001

intenciones de reactivar la producción nacional norteamericana no son más que una ilusión, como la de quien imprime casas en 3D y las visualiza reales con un casco de realidad virtual. 4-Lejos de eso, “La muerte” le advierte la posibilidad de la carestía, el surgimiento de guerras (con la vuelta al temor nuclear), la extensión de enfermedades (se pueden ver mosquitos arriba a la izquierda) y desastres económicos a partir de cambios abruptos e inesperados del clima (ver el pez muriéndose abajo por sequía); 5-El “Ermitaño” advierte la fragmentación del mundo y el aislamiento de los países frente a la caída de los grandes tratados comerciales como el TPP y TTIP y la consecuencias negativas sobre las corporaciones de EEUU que esto podría generar (se ve un planeta resquebrajándose justo sobre América del Norte); 6-“El mundo” advierte cómo el poder financiero controla la producción de las academias universitarias, el arte, los medios de comunicación y el espectáculo, que se encuentran conectados y coordinados, por lo que la imagen de todo lo que ocurra y cómo lo termine contando la historia quedará en manos de este mismo poder; 7-Por si esto fuera poco, “El juicio” le muestra al nuevo presidente de los EEUU, Donald Trump, la posibilidad de enfrentar un impeachment o juicio político si se aparta de los lineamientos del poder financiero; 8-Finalmente “La torre” advierte la posibilidad de la caída de su gobierno, de la que participarían grandes movilizaciones tanto de sectores religiosos como de izquierda. En el año 2017 en que se cumplen el aniversario número 500 de la Reforma de la Iglesia Católica y los 100 años de la Revolución Bolchevique, el poder real recuerda que su mano también está detrás de amplios movimientos con capacidad de desestabilización de un extremo al otro del espectro político.

Los negacionistas esos “opinadores” del mundo occidental es evidente negarán por activa y por pasiva estos hechos hoy innegables pero a los de CFR y sus ramificaciones ya no se esconden desde hace mucho “ver los amos del mundo”.

Pues bien estos de “The Economist”, es una muestra clara, y que sin embargo hay más. Por supuesto estos no pueden permitir que Trump destruya sus planes y menos aún su acercamiento a China y Rusia ya que allí no tienen influencia alguna sino que además les preocupa enormemente el petroyuan-oro.

La nueva tormenta parece ser se desata por el fallecimiento de John McCain, El jefe de Estado ninguna declaración especial al respecto, sino que se limitó a un breve tuit para expresar “condolencias y respeto a la familia” del legislador.

El conflicto entre Trump y McCain “en muchas dimensiones simboliza la división” dentro del partido gobernante, que se divide en republicanos tradicionales, como McCain, y partidarios del enfoque del presidente de EEUU primero, citando el diario The Wall Street Journal.

Kevin Shipp, anterior funcionario de la CIA, advirtió desde hace 8 meses la subrepticia guerra civil que se despliega en EEUU entre dos bandos: el “lado Constitucional” y el “lado oscuro”. El DNC pagó 12 millones$ a la firma de investigación de la oposición Fusión GPS, que a su vez contrató a Christopher Steele, un ex oficial de inteligencia británico, que recopiló información de fuentes de pago de la inteligencia rusa.

El mismo Kevin Shipp, quien ha desnudado al Deep State, (estado profundo) los recientes avatares judiciales del anterior abogado de Trump, Michael Cohen, y de su anterior jefe de campaña Paul Manafort, constituyeron un “golpe de Estado fallido” cuando los principales medios multimedia de EEUU “encubren un documento falso del Departamento de Justicia”.

Antes de que el mismo Trump advirtiera sobre un colapso bursátil en caso de un triunfo de los Demócratas, que pudiera desembocar en su “impeachment”, se han permeado altisonantes amenazas sobre un levantamiento de los numerosos partidarios del presidente, lo cual ha sido invocado tanto por su influyente consejero legal Rudolph Giuliani, guardián de los secretos del 11 de septiembre en Nueva York, en una entrevista con SkyNews, como por uno de sus peores enemigos, John Brennan, ex director de la CIA en la etapa de Obama.

A dos meses de las cruciales elecciones intermedias del 6 de noviembre, Trump advirtió sobre un “crash” bursátil y una guerra civil en caso de un triunfo de los Demócratas que puede desembocar en su “impeachment” punto de inflexión del destino de EEUU que afectará su cohesión interna y sus relaciones regionales y globales.

Los partidarios del presidente Trump aceptan a ciegas la teoría sobre la “cacería de brujas” de parte del juez especial Robert Mueller, vinculado a los Bush, así como la desinformación repleta de “fake news” de la aplastante mayoría de los multimedia de EEUU.

En referencia a las sanciones de EEUU contra Rusia, en una conferencia de prensa conjunta con su homólogo finlandés Sauli Niinisto en Sochi, el presidente Vladímir Putin comentó que el problema no es solamente la postura del presidente estadunidense, sino también lo que se llama el “establishment” CFR, que dirige a EEUU en el sentido amplio del término.

Hace unos días Steve Bannon, anterior estratega de Trump despedido de su puesto en la Casa Blanca, hizo un ardiente llamado al Partido Republicano para ayudar a que Trump “sobreviva las elecciones intermedias”.

Demídov recuerda que durante la presidencia de Bill Clinton le acusaron de obstrucción a la justicia y de mentir bajo juramento. Y eso sin contar las implicaciones que tiene el haber engañado a la primera dama. Aun así no hubo ningún “impeachment” y eso que la mayoría del Congreso estaba entonces en poder de los republicanos. Las probabilidades de que los miembros del partido se giren en contra de uno de los suyos son ínfimas, advierte Demídov.

Si el Partido Republicano estuviese planeando luchar contra Trump, habría comenzado a hacerlo antes. Pero durante el último año y medio el ‘establishment’ republicano ha visto necesario hacerse a la idea de que su base electoral apoya a su extravagante presidente y no a la cúpula del partido. Ni la mayoría de los votos en la Cámara de Representantes ni dos terceras partes de estos en el Senado pueden provocar hoy en EEUU un “impeachment”, señala el politólogo ruso.

Y añade; que Trump cuenta por su parte con un nivel de desempleo insignificante y una economía que sigue creciendo. Dos puntos a favor del republicano que ahora los demócratas intentan derribar con argumentos sobre la poca ética del inquilino de la Casa Blanca. Y aquí la ética tiene nombre y apellido: Michael Cohen.

De ahí que, como resume Deminov, por ahora no hay fundamentos suficientes para pensar que el “impeachment” CFR está a la vuelta de la esquina. Se deberían alinear los planetas para ello que los republicanos perdiesen por goleada en las legislativas, que los republicanos se sintiesen desilusionados seriamente con Trump y que su nivel de aprobación cayese como mínimo hasta el 30% o 35%. Un escenario tan imposible como que Trump haya ganado las elecciones, avisa.

Que está haciendo Trump para enojar sacar de los nervios al CFR, los acuerdos de libre comercio no son de su interés, el TTIP, CETA, NAFTA, TECLAN, la imposición de aranceles generalizada, las cuotas a la importación, tanto es así que, Donald Trump, ha afirmado que EE.UU. se retirará de la Organización Mundial del Comercio (OMC) si no tratan bien a su país en el organismo. Si no endereza (el rumbo), yo me retiraría de la OMC, ha afirmado Trump este jueves pasado en una entrevista con Bloomberg News en la Casa Blanca. Las medidas económicas agresivas de EE.UU., por su parte, han provocado una serie de respuestas de los países afectados, entre ellos, Canadá, China, Turquía, Rusia, la UE y determinadas naciones de sur América.

La Reserva Federal de EE.UU. advierte que la escalada de las disputas comerciales a nivel internacional presenta un riesgo económico para el país, según se planteó en la reciente reunión de los miembros del banco central, cuyas conclusiones se han hecho públicas este miércoles.

No olvidemos el lema de Trump (primero los EE.UU) de ello está haciendo bandera.

¿Podrá Trump desmontar o desmarcarse del CFR? ¿O forma parte de él?. Nace el G3 Un “escenario tele-conomico”, marcado por dosis extremas de volatilidad que afectarán de manera especial al Nuevo Orden Geopolítico Mundial. Donde es evidente que en este teatro el CFR Rohtschild Rokefeller poco tendrían que hacer perdiendo su hegemonía mundial ocasionándoles perdidas multimilmillonarias.

 

Licencia de Creative Commons
Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-No Comercial-Se puede copiar o divulgar citando la fuente 4.0 Internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s